domingo, 28 de junio de 2009

Votar o no votar

Mi abuelo me aconsejaba “Cuando estés en una reunión, nunca hables ni de futbol, ni de religión, ni de política, no sabes a quién puedes ofender”.
En paz descanse mi sabio abuelo, pero en esta ocasión no me importa quién se pueda ofender.

Falta una semana para que en mi estado se elijan presidentes municipales y diputados, dentro de mis conocidos encuentro 3 vertientes: Los que van a votar por el PAN (el partido que está en el poder) los que van a votar por PRI (el partido que estuvo en el poder) y los que van a anular su voto.

Es gracioso como puedes ver entre 2 personas que son afines en muchas cosas, como pueden estar taaaaan en contra de anular su voto y taaaaan a favor de anular su voto.
Es más gracioso aun como en Guadalajara están compitiendo 2 jóvenes promesas de su partido, que a falta de propuestas se han dedicado a tirarse mierda, que si uno es adicto, que si el otro es borracho, que si eres del grupo del marrano de Ramirez Acuña, que si tu recibiste dinero de narcos...

Mientras tanto en Zapopan, la pelea se desarrolla en el Country Club, el señor distribuidor de sopas instantáneas, contra el príncipe de la televisión de paga.
Dos empresarios que decidieron lanzarse como candidatos, sin mucha sal y pimienta en su campaña.

No hay un Obama, no hay unidad, puercos reciclados enfermos de poder compitiendo a ver quién logra una sonrisa más grande en los espectaculares.

Es difícil elegir... pero si anulo mi voto
igual alguien va a ganar no?
pero...
y si no me gusta ningún partido?

Para no malvibrarlos tanto, los dejo con la propuesta de la candidata a diputada en Pachuca, que arruino a Coldplay más de lo que lo hizo MTV.
Pornografía electoral.





2 comentarios:

Salchipulpo dijo...

y aparte se pirateo al pobre de MAtt y hasta el pasito le quiso copiar.

http://www.youtube.com/watch?v=bNF_P281Uu4&feature=channel

Eso sí nada como la sabiduría de los abuelos.

Saludos yuca.

Alejandro Gonzalez dijo...

VIL COPIA THE "WHERE THE HELL IS MATT"
LUEGO POR QUE NOS HARTAMOS DE LA POLITICA