miércoles, 25 de junio de 2008

Sor Hábito Rojo

(Este es un ejercicio de clase, la idea era adaptar la caperucita roja a un público determinado, espero que se diviertan tanto como yo. enjoy!, por cierto ostia=golpe pegatina=calcomania)



Había una vez una monja que debido a su coraje y determinación siempre usaba un hábito color rojo, razón por la que era conocida como Sor Hábito Rojo.
La madre viajaba de pueblo en pueblo en su motocicleta anunciando el evangelio, regalando dulces a los niños y repartiendo ostias a los pecadores.
Un día la madre superiora le dijo que tenía que llevar unas biblias al obispo de un pueblo lejano recomendándole no hablar con un cienciólogo que podía tratar de convertirla en el camino.

Sor Hábito Rojo preparó su maleta, llenó el tanque de su moto, se puso su casco, se persignó e inició el viaje.
En una gasolinera un apuesto joven se acercó a Sor Hábito Rojo y le dijo:

-¡Hola! ¿De qué religión eres?- Preguntó el joven amablemente

- Dios es mi pastor, Jesucristo su hijo, La virgen María su madre, soy católica apostólica romana.Reparto la palabra de Dios y una Harley - Davidson es la manera más rápida y mejor de lograrlo - Contestó firmemente Sor Hábito Rojo

-Esa religión es muy vieja y las motos no son nada cool, yo te puedo enseñar la verdadera religión, ¿Sabes quién es Tom Cruise? - Contesto el joven

-Jesucristo no se hace viejo y el ruido de mi moto me ayuda a no escuchar a pecadores como tú, llevaré estas biblias al obispo para asegurarme que la palabra de Dios llegue a cada rincón de este pueblo- sentenció Sor Hábito Rojo y arrancó su moto dejando una estela de polvo.

El joven cienciólogo, tenía un auto deportivo y logró llegar primero que Sor Habito Rojo.
Enseñó al obispo las fotos de Tom Cruise, Madonna, John Travolta y otras estrellas. El obispo cegado por la fama decide convertirse instantáneamente a la cienciología. El joven le pide como primera prueba entregarle su traje y el obispo obedece sin dudarlo.
Al llegar a la iglesia, Sor Hábito Rojo se da cuenta que el obispo estaba muy cambiado.


- Señor Obispo ¡Qué cejas tan delineadas tiene! –dijo Sor Hábito Rojo admirada
- Son para verme mejor, hermana- dijo el joven cienciólogo tratando de imitar la voz del obispo
- ¡Señor Obispo que sonrisa tan brillante tiene!- dijo la monja anonadada
- Es para convertir más infieles, hermana- dijo el joven
- ¡Señor Obispo que bíceps tan espectaculares tiene! –dijo la monja mientras pellizcaba suavemente el brazo del cienciólogo
- ¡Es para someterte mejooooor! Diciendo esto el cienciólogo se abalanzó sobre Sor Hábito Rojo tratando de obligarla a ver las fotos de los famosos.

Unos judíos en skate que admiraban la moto de Sor Hábito Rojo se asomaron al escuchar el forcejeo, y observaron al cienciólogo someter a Hábito Roja.

El judío mas fortachón golpeó con una biblia la cabeza del cienciólogo dejándolo totalmente fuera de combate.
Sor Hábito Rojo se reincorporo y agradeció al judío.

- Muchas gracias- Dijo la Sor Hábito Rojo
- En tu Biblia está Moisés, y en el mundo no hay nada mas cool que una Harley-Davidson. – Dijo el judío mientras le mostraba una pegatina de su patineta.

Sor Hábito Rojo, quemó las fotografías, dio un par de ostias al obispo para que volviera en sí, y siguió repartiendo la palabra de Dios en todo el mundo.

3 comentarios:

JULY dijo...

jajajajaja, así que al final los judíos son buenos y cool?? son los que salvan al mundo de la cienciología??? mmmh, interesante.
Qué bueno que gracias al judaísmo, Sor Hábito Rojo pudo seguir llevando el catolicismo al mundo.

Solo una cosa: Madonna no es de la cienciología. Mi diplomado en revistas del corazón me avala.

Alejandro G. dijo...

nooo, los judios no hacen nada!, son skates los k salvan a la monjitaaaaa duuhh.
buen detalle, yuka *_*

paco dijo...

no sabía que "persignó" se escribe con g :S